domingo, 15 de mayo de 2011

Aikido, ¿qué Aikido? (3)

clipped from www.goodreads.com

"We must be willing to let go of the life we planned so as to have the life that is waiting for us."


Doy gracias porque aunque a veces nos parece que vamos sólos haciendo y deshaciendo a lo largo de nuestras vidas hay una gracia que aún sin quererlo nosotros mismos nos acompaña esperando el momento en que abrimos nuestro corazón y pedimos ayuda. Cuando mis recursos y mis planes de la "A" a la "Z" se acabaron, había una sóla cosa que hacer. Pedir ayuda. Y no a los que estaban tan o más perdidos que yo, sino a lo que trasciende nuestro limitado entendimiento. Y como dice la cita que comparto tuve que soltar la vida que había planificado por otra que me esperaba al frente.

Me tomó cerrar mi oficina y el dojo - aunque este último intenté dejarlo abierto aferrándome a él con uñas y dientes - y algunos de ustedes son testigos. Me tomó no aprobar mi examen de 4to dan, creo que yo misma me hice sabotaje. Dejé de ser quien era en todos los sentidos y aceptar la posibilidad de la misma forma en que no iba a ser más médico, tampoco si era necesario volvería a practicar Aikido. Necesario, ¿para qué?. Para re-encontrarme y re-encontrar el camino que había perdido.

Y aquí estoy, como dije en una entrada anterior. Comenzando de nuevo. Una carrera nueva a la que no me aferro y si es necesario me vuelvo a ir a estudiar. Un idioma que no es el mio y que me fuerza a detenerme a pensar antes de hablar - aunque no siempre me sale, ¡uy!....un
deja vu acabo de tener , y que me coloca en excelente terreno para desarrollar humildad. Las ideaciones o ilusiones de control que tenía la vida me ha enseñado que no, no tengo control de la vida. Y que lo único que puedo hacer es rendirme al proceso y aceptar la vida como viene. Porque como viene es perfecta realidad.

Y, ¿qué tiene todo ésto que ver con el Aikido te estarás preguntando?. Si, ya te explicaré.....

mcr